martes, 4 de septiembre de 2012




La imagen original (y actual), del magistral y emblemático retrato que hicieran de él Alan Moore y Brian Bolland en Batman: The Killing Joke (Batman: La broma asesina) en los 80, es la de un brillante psicópata con tendencias al sadismo y un extraño sentido del humor de intenciones claramente patafísicas, que atormenta a gente inocente y gusta de la muerte por el simple placer demente de matar, esconde profundos problemas psicológicos no resueltos tras su sonrisa de payaso. Es la representación preclara del caos y el crimen en contraposición al orden y la justicia que encarna Batman. Sin embargo el grado sobrecogedor de paralelismos existentes entre Batman y el Guason hace dudar de las verdaderas diferencias entre uno y el otro. De hecho existe una versión (alternativa y aún no aceptada) del fin de la relación entre Batman y el Guasas vista en la película animada "Batman Beyond: El regreso del Joker", en la cual el Joker atrapa y captura a Robin (Tim Drake). Batichica y Batman lo buscaron hasta encontrarlo (y también al Guasis). El villano había destruido la mente de Robin, haciéndolo un "mini-Guason", y Batman, con mucha cólera, madrea al Gasas. Por su parte, Batichica pelea con Harley y ésta aparentemente muere. Finalmente Robin, con la poca cordura que le quedaba, empuja al Joker a un tanque de agua, al salir se resbala, causando un cortocircuito que provoca una explosión en la que Guason muere. Existe una segunda versión de la película Batman Beyond donde la muerte del Payaso es diferente: se produce cuando al tener a Batman vencido le ofrece a Robin una pistola para que mate a Batman, sin embargo Robin dispara directamente al corazón de Guasas, matándolo.

En el cómic Batman: Arkham Asylum, de Grant Morrison y Dave McKean, se explica, en cierto modo, cómo funciona la mente del Guasas: Está más allá de cualquier tratamiento psiquiátrico. Es un superdotado con un enorme potencial intelectual. Su cerebro recibe demasiados impulsos y no puede parar de recibir información. Es decir, es demasiado consciente del mundo que le rodea. Esta "superconsciencia" hace que su única forma de protegerse sea reinventarse cada día. Por eso un día es un bufón, otro día un psicópata. Su retorcido sentido del humor, su lógica oblicua y sus bromas de doble sentido completan ese cuadro mental que se centra, única y exclusivamente, en Batman. El Guason, según esta obra, opina que Batman es también un demente y que debería estar con él en el hospital psiquiátrico Arkham. Es cierto que en muchas obras se ha especulado acerca de la fina línea que Batman no cesa de cruzar y que separa la razón de la locura.

La otra representación del Pinche loco del Guasas, la cual fue popular en los años 40 a 60 le caracteriza como un excéntrico ladrón de poca monta, falto de cariño y con un especial aprecio por los gags y la parafernalia bufonesca. Es, sin duda, un personaje al más puro estilo camp.





 Más adelante volvió a ser escrito como un violento y despiadado psicópata. Es la antítesis de Batman, al ser éste un personaje oscuro, serio y correcto, el Guason es prácticamente un payaso asesino sumido en una crisis mental que amenaza con destruir lo que esté cerca de él sin mayor profundidad volitiva.

Origen

El origen del Guason nunca fue explicado claramente hasta el año 1988 en el cómic Batman: La broma asesina, escrito por Alan Moore. En la historia, un posible origen del Guason (ya que él mismo admite que no recuerda claramente como era su pasado y que siempre lo está reinventando), se lo muestra como un ingeniero anónimo que deja su trabajo en una planta de químicos para convertirse en comediante, pero fracasa rotundamente.




 Desesperado por mantener a su esposa embarazada, decide guiar a dos ladrones dentro de la planta y con esto ganar parte del botín. Mientras planeaban este robo en un bar, llega la policía y le informa que su esposa ha muerto electrocutada en un accidente casero, muriendo así su amada y a su hijo al mismo tiempo. El ingeniero trata de salirse del plan, pero los ladrones le obligan a participar.

En la planta, los ladrones le entregan una máscara y lo nombran Red Hood («Capucha Roja»). Una vez adentro, son detectados inmediatamente por el personal de vigilancia y los dos ladrones son abatidos por los disparos de los guardias, pero el comediante logra evadirles.

Preso por el pánico, el ingeniero escapa, pero aparece Batman y cae en una mezcla de químicos, del cual logra escapar al exterior a través de un tubo. Una vez afuera descubre que la reacción química le cambió permanentemente la apariencia a la de una especie de payaso: piel blanca, labios rojos y pelo verde. Este cambio de apariencia, más los infortunios de un día, lo llevan a quedar completamente loco y con esto se da origen al Guason.

También en la película de Tim Burton (Batman, 1989), Jack Napier y los secuaces de Grissom asaltan una planta de químicos, pero llega el comisionado James Gordon junto con la policía para intentar detenerlos. Batman llega y asusta a Napier, quien resbala y cae en una tina de mezclas químicas. Napier logra emerger, pero con una piel blanca, pelo verde y labios rojos, pero con cierta deformación en su rostro. Decide visitar un cirujano clandestino en un callejón para que le ayude a tener su figura nuevamente. Pero éste mucho no puede hacer, ya que debe trabajar con pobres intrumentos, y los nervios del rostro de Napier ya estaban demasiado destruidos. Por lo tanto, Jack termina teniendo su reconocida cara de payaso.


En The Dark Knight de Christopher Nolan, el Guason es un psicópata que se pinta la cara de blanco y posee cicatrices en la boca para que parezca que tenga una sonrisa. En dicha película, contaba dos historias distintas sobre la causa de dichas marcas, sin aclararse cuál era la verdadera: una, que su padre ebrio fue el causante de estas cicatrices después de matar a su madre, y la otra, donde el Guasas cuenta que él mismo se cortó la boca por amor a su esposa, quien había sido desfigurada por un matón.

El verdadero nombre del Guasis es un misterio, pero en algunas historias sobre su origen se da a conocer que su nombre es Jack Napier (Batman, 1989) o Jack Reipan (nótese que "Reipan" al revés da "Napier" ).


En 1992, la saga de DC Zero Hour cambió el origen del Guasas, volviéndolo al criminal sin pasado conocido y dejando fuera la historia de Red Hood, como la de la capucha, que pasa de criminal en criminal en diferentes atracos.

En Detective Comics Nº 826, durante la temporada de fiestas, el Guasas capturó a Robin y lo llevó a través de la ciudad en una minivan. Mientras conducía, el Guason arrolló a los espectadores inocentes sin un propósito fijo, mató a un gerente de comida rápida a sangre fría, y mantuvo a Robin en una tortura física y psicológica. Finalmente, Robin pudo distraer-conmover-manipular al Guason empezando una conversación sobre los Hermanos Marx (mis favoritos) con el Guason. Distraído el Guasy, le dio tiempo a Robin para intentar un escape. Finalmente lo hizo, mientras arruinaba la minivan en el proceso. El cuerpo del Guasas nunca fue encontrado, así permaneció por largo tiempo.

Batman Nº 655 comienza con el Guason habiendo envenenado al Comisionado Gordon y habiendo golpeando a Batman al parecer a muerte mientras tenia a niños inválidos  como rehénes siendo obligado a mirar. Él también había estrellado la Batseñal. Sin embargo, el Batman que él había golpeado era no era Baty, sino otro cabron, un ex policía en un traje de Batman. Es más, él no estaba muerto, y le disparo al GUason. Batman estuvo a tiempo de salvar al Gason, pero no antes de que la bala rozara su frente.

En Batman Nº 663 muestra el retorno del Guason que ha tenido que sufrir procedimientos de injertos superficiales debido a las lesiones que sostuvo durante su último encuentro con Batman dejandolo inmóvil e incapaz de hablar correctamente. Mientras él envía a Harley Quinn a que mate a todos sus antiguos secuaces con un nuevo gas de muerte para señalar su renacimiento "venidero" en los cuidados intensivos de Arkham. Harley atrajo a Batman a Arkham para confrontar al Guason (quién a estas alturas ha sufrido una transformación mental, mientras reinventándose como consecuencia, como primero explicó Morrison en Asilo Arkham: Una casa seria en tierra seria ), pensando que el Guason matará a Batman a medianoche. Esta reinvención es llamada "El Duque Blanco Delgado de la Muerte". Sin embargo, el Guason intenta impresionar a Baty, mutilando a Harley Quinn delante de el. Después de una lucha entre el Guasy y Baty, Harley le dispara al Guason, hiriéndolo. Batman devuelve al Guason Arkham. Este número, escrito en forma de texto por Grant Morrison e ilustrado por John Van Fleet, Explora la psique del Guasis y extiende los conceptos introducidos en The Killing Joke y Una casa seria en tierra seria. También, al contrario de la mayoría de los comics, este número fue escrito en formato de prosa, con el arte que acentúa los momentos resaltados dentro de la historia.

En la película de Tim Burton se describe su origen como Jack Napier, el asesino de los padres de Batman, quien es enviado por su jefe junto a un grupo de mafiosos a una planta, donde son encontrados por Batman, Napier intenta disparar a Batman y al rebotar la bala en un medidor de presión corta el rostro de Napier (esto causa la mueca en forma de sonrrisa permanente) este pierde el equilibrio y cae a un estanque con productos químicos, de donde sobrevive gracias a las precarias atenciones de un cirujano, quien a pesar de salvarlo no logra reconstruir su piel ni los rasgos faciales, los cuales quedan de blanco pálido y en un rictus con forma de risa, por lo que enloquece y abraza esta apariencia como una forma de vida violenta y mortal bajo la que se hace llamar El Guasas.

Entre 1994 y 1995, en Batman: Legends of the Dark Knight, se dio la miniserie “Volverse cuerdo”, La cual esta de pocas madres por cierto, donde el Guason cree que Batman esta muerto y retoma la cordura, tomando su nombre "social" de su nombre "criminal" y se hace llamar Joseph Kerr (Joe Kerr, pronunciado de un modo muy similar a Joker), modo en el cual Batman lo encuentra y trata de atraparlo de nuevo, esto hace que El Guason se vuelva loco nuevamente y empieze su desmadre otra vez. El Guason, además de ser un "guasón", todos y cada uno de sus planes tienden a un único fin: matar a Batman. No busca el dinero como fin sino como medio, pero por lo que el Guason mataría al que sea, es por fama.

Además de todo lo anterior se debe hacer notar que El Guason tiene una psique dividida lo cual es mostrado en una secuencia de la broma mortal donde rompe un espejo, fragmentándolo, y en el reflejo se ve que su cara y sus pensamientos están fracturados. Con esta imagen, el dibujante junto con el autor, nos están presentando la múltiple personalidad del payaso.


                                                Muerte de Robin


En Batman # 426 (1988) los métodos expeditivos de Jason Todd (El segundo Robin) llevaron a Batman a suspenderlo temporalmente de sus funciones. Vagando por su antiguo barrio, el muchacho acabó descubriendo que Catherine Todd no era su madre biológica. Ni corto ni perezoso, investigó quién podía haber sido amante de su padre. Había comenzado "Una muerte en la familia" (1989.

Las candidatas a madre de Jason eran tres y, por supuesto, la última que visitó fue la correcta. Se trataba de Sheila Haywood, una voluntaria que vivía en Etiopía después de un pasado oscuro y a quien le hacía chantaje el Guason. Cuando Jason y ella le dieron la cara, ella lo traiciona, entregándolo a el Guasas, quien le puso una chinga al muchacho con una barra de metal quebrandole el craneo hasta dejarlo casi muerto ,
despues les detono una bomba con la cual se los llevo la cingada. Batman que había tenido que ir a realizar una labor, no alcanzó a llegar a tiempo, y solo tuvo que conformarse con ver el cadáver de su "hijo".



La Broma Mortal


Batman: The Killing Joke, traducido de diferentes maneras al castellano,[] es una novela grafica clasica de DC Comics aparecida el año 1988, escrita por Alan Moore, dibujada por Brian Bolland y coloreada por John Higgins.
Baty, se dirige hacia el Arkham Asylum para hablar con el Guasas, porque teme que por la enemistad entre ambos se los lleve finalmente la chingada. Pero para sorpresa del Baty, el pelao que encuentra en la celda de su archienemigo, es un conejillo de indias que estaba disfrazado como el Payaso. Posteriormente se ve como el verdadero Joker se adueña de unas propiedades correspondientes a un circo abandonado y luego se aparece en la casa del Comisionado Gordon y le dispara a su hija Bárbara (Batichica) en la columna a nivel lumbar, dejándola lisiada para siempre; además de secuestrar a Gordon.

Baty va a visitar a Barbara al hospital, ahí un oficial y un doctor le informan de lo sucedido, mas les resulta imposible saber donde quedo Gordon. Luego, se muestra que el comisionado se encuentra en el circo abandonado que adquirió el Guasas. Este lo tortura mostrándole fotos de su hija desnuda y ensangrentada además de subirlo a una horrible montaña rusa. Aquí EL Guason expone su teoría de la locura, En uno de los momentos mas horribles de la tortura de Jim, Viendo a su hija balaceada y siendo violada por sus secuaces, al ver al comisionado al borde de la locura, el Guason le dice; Ahora... usted esta haciendo lo que cualquier hombre cuerdo haría en estas circunstancias ¡SE ESTA VOLVIENDO LOCO!

 Batman mientras tanto busca desesperadamente a su enemigo hasta que finalmente la policía le entrega una invitación que envió el propio Guasón. Batman se dirige entonces al circo, y al ver al Joker se lanza encima de él, pero este le tira un ácido y escapa hacia las instalaciones del pinche circo. Antes de ir por él, va a consolar a un humillado Gordon que está encerrado en una celda para leones, y completamente desnudo. Pero Gordon no ha enloquecido y le pide a Batman que vaya por él.

Batman se adentra en el edificio en el que el Guason se esconde y mientras lo busca, este le habla a través de un megáfono, y le cuenta sus verdaderas motivaciones con este crimen: probar que nadie es diferente a él; que sólo basta un mal día para reducir la cordura de un hombre por los suelos. Más le dice que no importa que él sea atrapado y llevado de vuelta a la cárcel, pues Gordon ya ha enloquecido. También le dice que sufrió un mal día y quedó loco, e insta a Batman a reconocer que a él le ha ocurrido lo mismo y a aceptar la broma cruel que es el mundo. Batman no cede y encuentra al Guason, informándole de paso que contrario a lo que él cree, Gordon no se volvió loco, y quizá su teoría esta errónea, que no todo el mundo enloquece con un mal día, que tal vez fue sólo él. El Guason se encabrona y se agarran a chingazos, y Batman resulta ganador. En el clímax, Guasis intenta matarlo con un revólver, pero al disparar se da cuenta de que es de juguete (sale una banderita de "BANG!").
Humillado, le pide a Batman que acabe con él. Pero el hombre murciélago le dice que él no quiere eso, quiere ayudarlo, que no necesita estar solo y que si no toma la oportunidad que le ofrece, ambos llegarán a matarse entre ellos algún día. El Guason rechaza la ayuda que le ofrece Batman pues considera que ya es demasiado tarde. La historia termina con el Guasy contándole un chiste sobre dos locos (que podría ser una metáfora sobre ellos mismos) y ambos estallan en carcajadas. Esta es la única vez que Batman se rie. Y se quedan los dos riéndose como pinches locos, mostrando que no sabes quien esta mas loco de los dos cabrones.


El chiste
Éste es el chiste que el Gasas le cuenta a Baty, y que se podría considerar como una metáfora de la relación entre Batman y El Guason:
Había una vez dos pelaos en un manicomio... Y una noche... Una noche deciden que ya no les gusta vivir en él. ¡Así que deciden escaparse! Entonces, se suben al tejado y ahí, a un salto de distancia, ven las azoteas de los edificios de la ciudad, que se pierden en el horizonte bajo la luz de la luna... Que se pierden hacia la libertad. El primer tipo da un salto y cruza sin problemas. Pero su amigo no se atreve a saltar. Porque... Porque teme caerse. Entonces, el que ha saltado tiene una idea... Y dice: "¡Eh! ¡traigo una lampara! ¡Alumbraré con ella la distancia que separa ambos edificios para que así puedas caminar por el haz de luz y llegar hasta aquí!". P-pero el otro guey niega con la cabeza. Y di-dice... Dice: "¿Pe-pero acaso te crees que estoy loco? ¡La vas a apagar cuando fuera por la mitad!"





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada